Con sólo 20 años es Maestra Internacional. Por estos días, la alumna de la Escuela de Talentos se prepara para competir en el Magistral Sueño Panamericano. Luego, emprenderá una gira por Europa.

La joven ajedrecista riojana, Ayelén Martínez, llegó a San Luis con 16 años y un objetivo claro: mejorar su nivel deportivo y ser una jugadora de alto rendimiento. Con esfuerzo, perseverancia y sacrificio está cumpliendo sus sueños. Recientemente, se consagró subcampeona en el 65° Campeonato Argentino Femenino de Ajedrez y, tras esta victoria, compitió en el Zonal Sudamericano Femenino Superior en Uruguay, donde obtuvo el título de Maestra Internacional.

– Recientemente tuviste que defender el título en el Campeonato Argentino Femenino de Ajedrez 2012. ¿Cómo viviste esta experiencia? 

– La viví con alegría porque me mantuve en el podio. De todas formas, comencé mal. En la segunda ronda perdí con una nena de 8 años. Nunca hay que subestimar ni sobreestimar a tu contrincante: el ajedrez es muy complejo; no sólo se trata de técnica, sino también del aspecto psicológico, el estado anímico del momento y la actitud. Pero esto me dio energía para el resto de las partidas y remonté.

– En el Zonal elevaste tu categoría a Maestra Internacional. ¿Cómo te preparaste para alcanzar este logro?

– Estuve en Buenos Aires entrenando con el GM Diego Flores para presentarme en esta competencia. Tuve una buena performance, ya que empaté con la campeona Carolina Luján, número uno en el ranking argentino. Este torneo es uno de los más importantes en el circuito mundial, ya que es clasificatorio, por lo que siento que valió la pena el esfuerzo.

Pero los desafíos de esta joven ajedrecista no terminan con este título. Su destacada actuación en los campeonatos argentinos Sub-20 le valió la clasificación al Campeonato Mundial de la misma categoría, que se disputará del 15 al 30 de septiembre en Hatay, Turquía. Además, ya tiene un nuevo torneo en la mira: el Magistral ULP Sueño Panamericano 2019.

– ¿Cómo te preparás para el Magistral ULP?

– Estoy entrenando mucho. Voy a jugar contra figuras muy fuertes. Además, este torneo es súper importante para mí porque puedo sumar puntos para el título de Gran Maestro. Es muy difícil que una competencia de estas características se realice en la Argentina. Por eso me pone muy feliz que se haga en San Luis, mi casa.

Con el ajedrez por el mundo

El próximo 10 de junio, Ayelén dejará suelo argentino para volar detrás de sus aspiraciones. Durante tres meses, realizará una gira por Europa, que le permitirá seguir creciendo como ajedrecista profesional.

Primeramente, viajará a Italia, donde jugará tres torneos abiertos. Luego, disputará un campeonato cerrado -sólo 10 jugadores- en España, donde buscará obtener una de las tres normas que la habilitan para el título de Gran Maestro. En julio, en tanto, la riojana representará a la ULP en el Mundial Universitario de Rusia y hará lo propio en dos torneos en Dinamarca y Letonia.

– ¿Pensaste alguna vez que llegarías a esta instancia de tu carrera deportiva?

– Nunca pensé que podía obtener tantos logros en tan poco tiempo. Nada de esto habría ocurrido sin el apoyo del Gobierno de San Luis. El ajedrez me abrió puertas. Viajar y crecer en esta disciplina no es fácil en la Argentina, pero en San Luis todo es posible. Es una oportunidad gigante para seguir creciendo y subir en mi ranking.

La Escuela de Talentos, su hogar

Ayelén forma parte de la Escuela de Talentos de la Universidad de La Punta (ULP) hace cuatro años. Allí, de la mano de Claudia Amura y Gilberto Hernández, encontró contención, apoyo y un estímulo constante.

– ¿Qué significa la Escuela de Talentos en tu vida?

– Competir es duro: estás frente a un tablero cuatro horas y cuando hacés una buena jugada no podés expresarte ni gritar como en el fútbol, por ejemplo. La tensión es muy grande y emocionalmente tenés que ser fuerte y estar contenido. La Escuela de Talentos me brinda todo eso.

"Viajar y crecer en esta disciplina no es fácil en la Argentina pero en San Luis todo es posible", asegura Ayelén.

“Viajar y crecer en esta disciplina no es fácil en la Argentina pero en San Luis todo es posible”, asegura Ayelén.