Valentina Rinaudo tiene alma de leona, a esta altura ya no hay ninguna duda. Y los resultados adelantan que su futuro le depara más éxitos. Con solo 19 años ya hizo sentir orgullosa a la provincia de San Luis cuando la eligieron para ser parte del seleccionado nacional y ahora lo hizo de nuevo: se consagró campeona del Argentino de Hockey Femenino sobre césped con una satisfacción doble porque se quedó también con el galardón de goleadora del campeonato.

Se fue a casa con una medalla de oro y una experiencia más, pero única. Cuando la convocaron para ser parte de la selección mayor de Mendoza, los que lo hicieron no se equivocaron. Estar allí fue para ella dar un gran salto porque nunca antes había jugado en esa categoría, ya que debido a su edad forma parte del grupo Junior.

Después del logro, Valentina se merece, como muchos medios mendocinos dijeron, estar en la historia del Hockey de esa provincia al consagrarse, además de campeona, la goleadora del campeonato con cinco goles, algo que Mendoza no tenía desde hace tiempo. Este equipo también fue premiado por tener la mejora jugadora del torneo, Luciana Molina.

El seleccionado cuyano jugó en Córdoba una gran final con Buenos Aires, nada más ni nada menos, la que se definió por penales luego de un empate en dos goles. Y Valentina convirtió uno de los tantos que le dieron el título, el cuarto para la provincia vecina.

Luego de la gloria, ella sabe que tiene que seguir pensando en su presente, el que divide entre los entrenamientos en su equipo Vistalba Teque y sus estudios de kinesiología, todo en Mendoza, donde está radicada hace más de dos años. Lleva tres como jugadora y ya suma una experiencia que la tiene como la jugadora más destacada del Hockey sobre césped en San Luis.

Y su futuro este año sobrepasará las fronteras. Porque ya tiene propuestas para jugar por tres meses, lo que dura una temporada, en un equipo de las Islas Canarias, en España.

Valentina junto a sus padres. “A ellos les debo estar donde estoy”

Valentina junto a sus padres. “A ellos les debo estar donde estoy”

¿Cómo viviste el momento de la convocatoria para jugar el Campeonato Nacional?

Cuando me dijeron que me iban a subir con las más grandes me puse muy contenta y creo que empecé el año con el pie derecho. Mi club Vistalba Teque, donde juego actualmente, me permitió que lo hiciera con mayor experiencia. Fue único, fue un torneo diferente para el que tuvimos que entrenar mucho, a veces en doble turno.

¿Cómo fue la experiencia de compartir equipo con jugadoras más grandes?

Compartir el equipo con Macarena Rodríguez -integró el equipo de Las Leonas en los Juegos Olímpicos de 2012- fue un honor terrible. Ya había jugado con ella en el equipo Andino para la Liga nacional, pero en este Campeonato Argentino fue diferente. Cuando ella hablaba te transmitía tranquilidad y saber que contás con ella para todo fue lo más. Conocía a todas las chicas pero había jugado con muy pocas, porque son todas más grandes que yo, sin embargo me hicieron sentir una más de ellas, desde el primer momento que empezaron los entrenamientos hasta la final.

Te llevás una medalla de oro y también el galardón de haber sido la goleadora…

Estoy feliz, no solo con la medalla de oro, sino por cómo se dieron las cosas; haber ganado una semifinal 3 a 0 muy cómodas contra Litoral y llegar a la final muy tranquilas sabiendo, obvio, que el rival no era poca cosa (Buenos Aires), y que tenía en el equipo a muchas leonas. Íbamos perdiendo 2 a 0, lo empatamos en el último segundo con un corner corto y pudimos definir en los penales. Me tocó tirar y gracias a Dios convertí. Salí goleadora del torneo así que fue un extra en todo esto, ¡más feliz estaba!

Sabemos que tu familia te acompañó. ¿Qué significa para vos?

Mi familia me sigue a todos lados, sin ellos no estaría donde estoy y voy a estar siempre agradecida por el apoyo que me dan. Mis padres y mis hermanas que están en todas.

¿Y tu futuro deportivo cómo sigue?

Estoy esperando unos papeles de España ya que me llamaron de varios clubes y la idea es hacer esa experiencia que no te la quita nadie. Eso sería por tres meses, entre septiembre, noviembre y diciembre antes de las fiestas. Me decidí finalmente por las Islas Canarias, porque también salió la posibilidad de ir a Sevilla.

El equipo mendocino, sumó una estrella para la historia del Hockey de su provincia

El equipo mendocino, sumó una estrella para la historia del Hockey de su provincia