Fue producto de un trabajo de control conjunto entre el Ministerio de Medio Ambiente y la Policía Caminera provincial.

Los puestos de la Policía Caminera se ubicaron en zonas rurales de diferentes puntos de la provincia durante. Las infracciones se registraron en Villa Mercedes, Arizona, Quines, Luján y Baldecito durante diez días.

En ese período se secuestraron pumas, chanchos jabalíes, aves canoras y vizcachas. En la localidad de Luján, la multa se labró a unas personas que pescaban pejerreyes en el dique sin el correspondiente permiso habilitante.

En Villa Mercedes, se realizaron controles en forrajerías y veterinarias; secuestraron 15 aves canoras, entre ellas mistos, picahueso y corbatita. Todos los animales estaban muertos, menos las aves canoras, que fueron trasladadas para su revisión y posterior liberación al Centro de Conservación de Vida Silvestre en La Florida.

“Trabajamos en conjunto con la policía mejorando los controles e intensificándolos sobre todo los fines de semana largos. Buscamos proteger la fauna en toda la provincia, hacer cumplir las leyes vigentes y generar la conciencia para que puntanos y personas de provincias vecinas puedan comprender que en San Luis nos tomamos muy en serio el cuidado de nuestros recursos y los protegemos por ley”, manifestó la ministra Daiana Hissa.

Desde el año pasado, Ministerio y Policía comenzaron a trabajar más fluidamente en los controles con muy buenos resultados. “En este último tiempo mejoramos en un 70% aproximadamente el cumplimiento en el pago de las multas, ya que al trabajar con la policía, ellos tienen la posibilidad de retener el vehículo que comete la infracción o el motor o embarcación, en el caso que la infracción ocurra en espejos de agua. Ya que cada motor puede costar entre $15 mil y $40 mil y los vehículos que transportan animales silvestres son, generalmente, de media gama, es decir que superan los $90 mil, a los infractores les resulta más conveniente pagar la multa”, explicó el Jefe de Programa Biodiversidad, Jorge Heider.

Más de $35 mil en multas por caza, pesca y comercio ilegal de fauna silvestre.

Más de $35 mil en multas por caza, pesca y comercio ilegal de fauna silvestre.