Los peregrinos que visitan Villa de la Quebrada, aprovechan el aluvión de ofertas y de variedad de productos que ofrecen los comerciantes locales, de provincias vecinas e incluso del extranjero.

Desde tiendas donde se venden productos y ropa militar, hasta locales donde se hace honor a la tradición gaucha, pasando por espacios de venta de bijouterie, alhajas, gorras y frazadas. Todo es posible conseguir en los locales instalados a lo largo de la avenida principal.

Este año, con asfalto nuevo e iluminación, los puestos comerciales se ven ordenados y limpios. El tránsito de la gente es mucho más fluido y los productos se exhiben mejor.

La multiplicidad es importante. Están los que saben que encontrarán equipos musicales de última generación, pero no de marcas reconocidas o también los que buscan la ropa de invierno para toda la familia.

Los más chicos se hacen sentir en cada lugar donde los juguetes llaman la atención y se venden a bajo costo.

Aluvión de ofertas y  variedad de productos que ofrecen los comerciantes.

Aluvión de ofertas y variedad de productos que ofrecen los comerciantes.

En Villa de la Quebrada hay locales para todos los gustos.

En Villa de la Quebrada hay locales para todos los gustos.