Organizado por el Ministerio de Salud a través del Hospital San Luis, el taller se desarrolló este jueves y estuvo a cargo de la Lic. Gisela Wöning.

La charla abarcó temas como la metodología del lavado de manos, una de las principales medidas para prevenir la infección en los recién nacidos y monitorizar vías centrales, además de otras intervenciones relacionadas a tratamientos invasivos para los bebés.

Estas jornadas estuvieron destinadas a todos los enfermeros, incluyendo tanto a los de reciente ingreso como al personal de mayor antigüedad, formando así un curso integrador.

La Lic. Ana Luna, jefa del servicio de enfermería, dijo que “esta capacitación para el control de infecciones se repetirá a lo largo del año, con el objetivo de disminuir episodios de infección. Esto tiene que ver con la calidad del cuidado que le damos a los recién nacidos, ya estén enfermos o sanos, hasta que se dan de alta”.

La jefa del servicio anticipó que, “es un primer paso, luego vendrán ateneos, casos clínicos y un programa de capacitación para enfermería”.

El Comité de Control de Infección Hospitalaria (CCIH) es un órgano consultivo, cuya existencia es obligatoria por ley a partir del año 1995.

Las infecciones hospitalarias, actualmente denominadas infecciones asociadas al cuidado de la salud (IACS), son complicaciones que ocurren en todos los hospitales del mundo. La mejor estrategia para luchar contra ellas es la prevención, por lo que en el hospital se aplica el modelo de “tolerancia cero” propuesto por la Organización Mundial de la Salud.

Personal de enfermería se capacitó en infecciones hospitalarias

Personal de enfermería se capacitó en infecciones hospitalarias