Arribaron a París a las 11.00 de este jueves. Luego de almorzar, realizaron un tour por el palacio que alojó a la monarquía del siglo XVIII.

El miércoles a las 17.00 los 14 ganadores de las Olimpíadas Sanluiseñas del Conocimiento 2012, competencia que organiza anualmente la Universidad de la Punta (ULP), emprendieron su viaje hacia París, Francia. Luego de 12 horas de vuelo pisaron suelo europeo.

Tras almorzar platos típicos de la región, un bus privado llevó a los chicos hasta el Palacio de Versalles: morada del rey Luis XIV, quien lo edificó como símbolo de su gloria y poder absoluto. Embellecido por los sucesivos soberanos, que recurrieron a los más grandes artistas y arquitectos de su tiempo, Versalles es el testimonio del estilo francés en su apogeo.

Durante su recorrido, los chicos quedaron deslumbrados con la Gran Habitación del Rey, que ocupaba el cuerpo central del edificio, y sus cuartos: Hércules, Venus, Diana, Marte, Mercurio y otros. Luego recorrieron la Gran Galería y sus salones, entre los que se encuentra la Galería de los Espejos, un sitio que se usaba para hacer fiestas e impresionar a la gente de la alta sociedad. También visitaron la Gran Habitación de la Reina y el Salón de los Nobles.

Los jardines de Versalles, conocidos por ser la obra cumbre de esta fina pieza arquitectónica, también formaron parte del itinerario. Allí, los campeones olímpicos conocieron las inmensas fuentes de agua, que adornan el gran edificio.

La primera impresión de los chicos

“Apenas pisamos el aeropuerto no lo podía creer, tenía una emoción grandísima. ¡Cumplí mi sueño!”, aseguró Inti Gómez ganador de la disciplina Ajedrez, quien tras degustar dos platos típicos de Francia –caracoles al pesto y carne de pato- considera empezar la carrera de gastronomía.

Y añadió: “París es semejante a Buenos Aires pero más vistoso. Nunca imaginé que Versalles fuera tan grande. La perfección de los jardines, sus caminos amplios y verdes me generaron una sensación hermosa”.

Anice Nofal, ganadora de Biología, aseguró que lo que más llamó su atención fue la habitación de María Antonieta. “Me pareció muy femenina. Sueño con tener algo con estilo rococó”, comentó la olímpica. Y agregó: “El guía logró transportarnos, a través de sus explicaciones, a la historia misma. Esta primera experiencia me entusiasmó para seguir conociendo otros sitios de Francia”.

También fue una experiencia inolvidable para Federico Bulgra, quien obtuvo el primer puesto en Física. “Fue mi primera vez arriba de un avión. Nunca había sentido esa sensación y me encantó”, aseguró el olímpico, quien quedó sorprendido cuando supo que la versión europea de la Estatua de la Libertad medía dos metros y había sido construida en barro.

Los chicos en el Palacio de Versalles.

Los chicos en el Palacio de Versalles.