El conjunto guaraní, ya clasificado al hexagonal, puso en cancha un equipo alternativo, y el 0 a 0 clasificó a Venezuela.

Venezuela fue un equipo que con orden intentó buscar el arco rival. Paraguay, si bien no presentó su alineación titular, continuó con lo que ha sido una marca registrada del equipo en el torneo, mucha táctica, buen juego en defensa y su apuesta al contragolpe.

A los 8 minutos de la primera llegada del partido llegó de un tiro de media distancia del paraguayo Carlos Patiño, que se fue por arriba del travesaño.

A los 25 minutos, Paraguay tuvo la segunda cuando Aldo Torres quedó frente a frente con el arquero Velázquez que terminó tapando la pelota sobre su izquierda.

Patiño volvió a inquietar el arco venezolano probando nuevamente de media distancia; el remate salió junto al palo derecho.

Es para destacar, en el equipo de Dudamel, el trabajo de José Caraballo jugador del Caracas Fútbol Club de su país, que mostró gran habilidad y buen juego.

El segundo tiempo fue similar al primero, con pocas llegadas de peligro, buen trato de pelota pero carecieron de profundidad; los dos tomaron recaudos, que se fueron acrecentando a medida que transcurrieron los minutos.

El empate fue el mejor resultado porque les convenía a los dos, a Paraguay porque con el punto terminó en primer lugar y a Venezuela porque le permitió clasificar al hexagonal final.

Paraguay  - Venezuela antes de comenzar el partido.

Paraguay – Venezuela antes de comenzar el partido.