La obra social lo implementará a partir del lunes y financiará una parte del viaje a localidades del interior puntano. Beneficiará a 20 mil afiliados.

“Las empresas que se presentaron son Dasso y Las Quijadas. Los hoteles y hosterías son de dos y tres estrellas y los valores de las minivacaciones oscilarán entre $400 y $1.000 por día, de acuerdo al municipio y al hotel que elijan”, dijo Gastón Hissa, coordinador de la obra social, y agregó que el precio incluye pasaje, estadía y media pensión.

Merlo, San Martín o Nogolí son los destinos que los afiliados a DOSEP ya podrán disfrutar el próximo fin de semana largo.

El funcionario explicó además, que la cobertura dependerá del monto de jubilación que perciba el afiliado, “por ejemplo, si es la mínima, la obra social le puede cubrir el 50%, si percibe una más alta, le reconocerá un porcentaje inferior. El resto se le descontará hasta en 12 cuotas sin interés, al igual que sucede con el plan de turismo social”.

Por otra parte, la extensión del plan está orientado a un fin de semana largo de dos o tres días, “y es para el afiliado y un acompañante, no para todo el grupo familiar”, dijo el coordinador de DOSEP, quien precisó que sólo abarcará localidades del interior provincial, a diferencia del plan de turismo social que incluye la costa argentina, Carlos Paz, Cataratas del Iguazú y Brasil, que a principios de este año benefició a 1.600 sanluiseños de todas las edades.

Las mencionadas agencias deberán armar un paquete con el destino elegido por el afiliado, que deberá acercarse hasta la empresa de calle Rivadavia o la de galería Sananes y solicitar el presupuesto. Luego, en la casa central de DOSEP (Chacabuco y Ayacucho), munidos también con fotocopia del DNI del afiliado y acompañante, el carnet y el último recibo de sueldo; se analizará el presupuesto para su aprobación en una oficina especial que atiende a los jubilados, donde se les indicará el porcentaje de cobertura y lo que deberán abonar.

Este nuevo beneficio, se suma a otros ya implementados por DOSEP para los jubilados, como el aumento en la cobertura de medicamentos para diabéticos, especialmente a los de menores ingresos y la oficina de atención preferencial.