Es una de las más versátiles actrices del país que ganó su reconocimiento en cine, televisión y teatro: Betiana Blum. Esta vez vuelve a San Luis de la mano de la obra “Humores que matan”, que protagoniza junto a Soledad Silveyra. A un día de visitar San Luis para la función de mañana a la noche, Blum dialogó con Agencia de Noticias sobre la comedia y su papel.

La pieza teatral que llega mañana a la provincia tiene prevista tres funciones. El jueves 28 en la Sala Hugo del Carril, del Centro Cultural Puente Blanco, a las 22:00. Y a la misma hora, el viernes 29 y sábado 30, en la Sala Amigos de Merlo. Humores que matan, en su versión argentina de la original de Woody Allen, promete apostar al humor sobre el amor y la infidelidad.

“Trata de cómo los seres humanos tenemos dificultades para ser como somos, adoptamos otras personalidades, algo que no somos. Lo que logra Woody Allen que estos cuatro personajes comienzan contando una realidad y, en hora y pico que dura la obra, esto se desmorona”, afirmó la actriz.

En cuanto al papel que interpreta Blum, la artista detalló: “Mi personaje se llama Carol y no tiene una identidad propia, sino que busca personas que admira, que le llaman la atención y trata de imitarlas. Lo que la lleva a situaciones no muy felices”. Completa la dupla en cartel Silveyra, que encarna a una psiquiatra reconocida. “Es una psiquiatra muy famosa, pero tiene problemas con su vida privada. Lo que ve en los demás no lo puede ver en su vida. Le cuesta sentir. Piensa más de lo que siente”, agregó Blum.

Contextualizado en un departamento en Nueva York, Humores que matan puede, sin embargo, lograr la identificación de la sociedad argentina según la actriz. “El ser humano es ser humano en todas partes. Pese a vivir en otro lugar, pasa a tener el mismo problema: esto de aparentar lo que no es. Es tan común hoy que la gente cambie sus estados de ánimo, o están deprimidos o eufóricos, como no pueden llevar un equilibrio. Esto es en todas partes, pueden variar las cirscuntancias, pero no lo que somos”, explicó la artista.

Luego de visitar la provincia con Monólogos de la vagina, Blum recordó a Los Irrompibles, la película que rodó en los ’80. “Recorrí La Carolina, parábamos en una hostería en la montaña. Potrero de los Funes, también visité. Conozco bastante San luis y es hermoso, la gente es maravillosa”, afirmó.

Con una amplia trayectoria en los distintos formatos artísticos, la actriz agregó: “El teatro tiene esta cosa que convoca a la gente a compartir un momento y te conecta con tus emociones. En este caso, con esta obra, es con el humor”.

Betiana Blum vuelve a San Luis de la mano de la obra “Humores que matan”,

Betiana Blum vuelve a San Luis de la mano de la obra “Humores que matan”,