El curso abarcó herramientas colaborativas online, robótica, lengua, ciencias sociales, ciencias naturales y materias especiales como arte, música y deporte.

Actualmente, los avances de la tecnología producen cambios en los aspectos de la cotidianidad del mundo, como por ejemplo, la educación. Más de 200 docentes puntanos adquirieron nuevos aprendizajes y conocimientos para aplicar en el aula. Fue a través de la capacitación intensiva de verano que dictó la Universidad de La Punta (ULP).

El curso abarcó herramientas colaborativas online, robótica, lengua, ciencias sociales y naturales, arte, música y deporte. Participaron maestros de nivel inicial, primario, secundario y materias especiales.

De profesión veterinario, Oscar Cherato ejerce la docencia hace 25 años en la Escuela “Manuel Belgrano” de La Toma. Dentro del curso buscó especializarse en ciencias naturales. “La decisión surgió para mejorar la comunicación con mis alumnos. Por ejemplo, los chicos tienen su blog y yo también. De esta manera trabajamos en mis materias: les dejo consignas de trabajo y ellos las realizan con mucho entusiasmo”, comentó.

En cuanto a la capacitación y sus contenidos, Oscar resaltó como muy interesante las materias transversales, como computación en la nube, Sakai, las herramientas de Google. Mientras que en las materias específicas, reconoció que física y matemática le resultaron muy duras.

Por otra parte, su colega Walter Ribán agregó que las tecnologías dentro del aula hacen las clases más inclusivas y participativas. “Sobre todo mejoran el rendimiento de los chicos porque la motivación es diferente”, expresó.

Silvio Barzola, profesor desde hace 15 años de ciencias naturales, destacó como fundamental que sus colegas hagan este tipo de capacitaciones. “Sirve para unir lo tradicional y lo tecnológico con buenos resultados”. En cambio, para Andrea Agüero, la capacitación sirvió para palpar de cerca el mundo de la docencia. “No soy docente, pero como profesional quiero dar clases y deseo incursionar en eso”, comentó.

En tanto que Miriam Márquez expresó que la educación tradicional se ha quedado atrás. “Los chicos van por un camino y la educación sigue en el camino del maestro frente a los alumnos. De esa forma no se retiene a los chicos ni se los motiva. Se trata de amoldarse y articular la tecnología con la educación tradicional”, concluyó.

Más de 200 docentes recibieron ayer su diploma de finalización del curso.

Más de 200 docentes recibieron ayer su diploma de finalización del curso.