Luego de idas y vueltas por el horario en el cual se disputaría el primer partido de Juventud en el Undecagonal final, quedó determinado que se jugará el domingo a las 21:00 en el estadio Mario Sebastián Diez, con arbitraje de Carlos Córdoba. “El Bajo” se vestirá de fiesta esperando una victoria del local, en el comienzo del sueño, en busca del tan ansiado ascenso.

Sin dudas, el partido del fin de semana es el más importante que tendrá Juventud en lo que va del año, no solo porque será el inicio de una serie de 10 encuentros que lo pueden depositar en el Nacional B, sino porque su gente lo acompañará de muy buena manera, porque la ciudad lo espera con ansias y porque una victoria en su primer encuentro sería un buen impulso anímico para el resto del mini torneo.

El Juve llega al encuentro con varias bajas producto de lesiones en los jugadores del plantel. Marcos Fernández se fracturó dos costillas y estará inactivo por un mes; Richard Requelme no se recuperó de su desgarro y estará recién disponible para la tercera fecha, (Juventud queda libre en la segunda fecha); Milton Zárate tiene para una semana más, por un golpe en la cresta ilíaca; Alfredo Valdez se recupera de la lesión sufrida en uno de sus tobillos. Los que están recuperados y a disposición del técnico son Cristian Garraza y Carlos Lucero, pero no jugarán el domingo.

Con este panorama, presentará en cancha la siguiente formación frente a Racing de Olavarría: Gonzalo Salgueiro, Gabriel Ojeda, Marcos Cabrera, Federico Pereyra, Ariel Seltzer, Marcelo Castellano, Juan Pablo Manzzoco, Mauro Aguirre, Sebastián Cobelli, Wiliams Peralta y Wilson Albarracín.

Por el lado de la visita, la Academia viene de perder su partido por la Copa Argentina en la ciudad de San Juan con Huracán de Parque Patricios por 5 a 1. El DT tendrá que trabajar fuertemente en lo anímico para hacer olvidar rápidamente a sus dirigidos de la dura derrota.

El Juve busca hacer historia

El Juve busca hacer historia