El ministro de la Vivienda, Eduardo D’Onofrio, se reunió en el día de hoy con nueve familias  beneficiarias del Plan Solidaridad con motivo de explicarles la operatoria del sistema de autoconstrucción, que los llevará en este año a concretar el sueño de la casa propia.

En esta reunión se ratificó la importancia de la asistencia y el aporte del trabajo de cada una de las familias beneficiarias y se los instó a no bajar los brazos y seguir trabajando, tanto en su propia casa como en las de sus futuros vecinos, que es la esencia de dicho plan: “Entre todos construimos las casas de todos”.

Esta iniciativa del Gobierno de la Provincia de San Luis no es una mera solución habitacional, sino que aporta valores a la sociedad como la solidaridad, la buena convivencia, el trabajo en equipo, el cuidado de los bienes propios y ajenos. Todas éstas son herramientas fundamentales para desenvolverse en el mundo actual.  Además, estas acciones promueven de manera activa la cultura de trabajo a aquellas personas que, por distintos motivos, actualmente se encuentran desocupados.

Este Plan aporta grandes valores a la sociedad como la solidaridad y la buena convivencia vecinal.

Este Plan aporta grandes valores a la sociedad como la solidaridad y la buena convivencia vecinal.

El Ministro, además, recalcó que las viviendas del Plan Solidaridad no son más baratas que los otros planes de viviendas sociales, sino que se pagan de manera distinta. Mientras que los planes Progreso y Sueños se pagan en cuotas de $500 y $350 respectivamente, desde el momento de la inscripción, el plan de autoconstrucción se paga con el trabajo de cada una de las familias beneficiarias y con el aporte de una cuota de $100 mensuales una vez habitada la vivienda.

Como resultado de la reunión, los beneficiarios pudieron evacuar todas sus dudas y se comprometieron a aportar con su trabajo en la obra, además de cuidar de todos los materiales y herramientas.