Así lo expresó el ministro de Inclusión Social, Federico Tula Barale, quien solicitó la colaboración de todos los sectores sociales en la política que lleva adelante el Gobierno de la Provincia.

 “Insistimos en que este programa no es sólo del Gobierno de la Provincia, sino de la sociedad toda. Este sistema fantástico es elogiado a nivel nacional, una cosa es hablar de los derechos del niño y otra es ejecutarlos”, entendió Tula Barale.

En ese sentido, y entre otras apreciaciones, solicitó cumplir con las virtudes teologales, al tiempo que reclamó el más amplio acompañamiento social.