Ella forma parte de los 300 beneficiarios que este jueves cristalizaron el sueño de la vivienda propia. Marcela Albarque, con la llave de su casa en una mano y el certificado que la hace adjudicataria en la otra, resume con una sonrisa toda su alegría. 

Pese a la tierra que se levantaba con el viento en la avenida Fuerza Aérea (extremo Sur), las familias no quisieron perderse el momento de la entrega de las casas. Es que, como Marcela, muchos de los adjudicatarios esperaron por meses este día.

“Hace trece años que esperaba tener mi hogar, antes alquilaba”, dice Raúl Escudero, rodeado de sus cuatro hijos y su esposa.

La emoción que vivió este jueves la familia Escudero fue compartida por Miriam Alejandra, quién también pagaba todo los meses una renta. “Estoy feliz, seguí paso a paso la construcción de mi casa. Ahora voy a dejar de alquilar”.

Marcela Alberque sintetiza en una sonrisa toda su felicidad. “Esperé este día por mucho tiempo, yo antes vivía en una habitación pequeña con mis cinco hijos y mi marido”.

Una de las familias adjudicatarias.

Una de las familias adjudicatarias.

 

VIDEO