Unos 60 habitantes de esa comunidad originaria emplean el servicio de Internet provincial para comunicarse, informarse, entretenerse y estudiar. El pueblo se encuentra a 220 kilómetros de la capital sanluiseña.

“Internet es fundamental porque nos ayuda a comunicarnos con parientes y amigos que viven en otras localidades. Es nuestro medio de contacto con ellos”, ejemplifica María Valdés, habitante del pueblo Ranquel, sobre el uso que esta comunidad originaria hace de la tecnología. Y agrega que sus 12 hijos aprendieron a utilizar la computadora cuando se instaló Internet en la Comunidad.

Desde su creación, en 2009, el pueblo cuenta con infraestructura digital, antenas Wi-Fi y computadoras provistas por el Gobierno de San Luis. De esta manera, a través de la Universidad de La Punta (ULP), el Gobierno Provincial sumó a los 60 ranqueles a su intensiva política de inclusión digital.

“Mi hija va a la escuela del pueblo y utiliza la máquina para bajar programas e información para hacer sus tareas”, comenta María. A su vez, remarca que lo más importante es la comunicación con familiares que viven en Villa Mercedes. “Hablamos por Facebook, por mail o por chat. Mis hijos me mandan mails y mi nena más chica me ayuda a leerlos en la compu, porque yo no sé usarla mucho”, confiesa.

Para María, Internet es fundamental, sobre todo, cuando no hay señal de telefonía fija. “Cuando viajamos a Villa Mercedes hay días que no tenemos cómo volver al pueblo. Entonces, escribimos por chat a la Comunidad para que nos busquen. Es una gran ventaja contar con este medio”, asevera.

Así. María Aguilar asegura que por medio de la computadora se entera de todo lo que sucede en la Provincia, el país y el mundo. Además, visita páginas de cocina como Utilísima y Cocineros Argentinos. “Lo último que cociné con esas recetas fueron unas berenjenas en escabeche”, ejemplifica. Habitué del cine, se adhirió también a la página de Cine Fénix, de Villa Mercedes, donde consulta las películas en cartelera.

Una escuela digital

La institución escolar Ranquel prepara a 16 chicos: 8 de primaria y 8 de secundaria. El establecimiento cuenta con una dirección, un salón, dos aulas, una cocina y un comedor.

En cuanto al uso de Internet, Lía Díaz, maestra del nivel primario, asegura que la herramienta se volvió fundamental. “Utilizamos la compu para estudiar y también para tomar clases de ajedrez online. Tenemos nuestras máquinas y buscamos información para darle a los chicos”, detalla. Además, cuentan con una currícula oficial de Escuela Pública Digital desde donde obtienen actividades y modalidades de trabajo.

A cargo del nivel secundario se encuentra la maestra Laura Gatica, oriunda de Batavia, localidad ubicada a 20 km del pueblo. “La relación con los alumnos se hace muy personal porque uno los conoce bien y comparte muchas etapas de su vida. Con algunas mamás sucede lo mismo porque las tenemos como alumnas en la Escuela Pública Digital de Adultos”, cuenta.

Ariel Pérez es profesor de Producción Animal, una materia que pretende acercar el mundo del agro a los chicos para que se aseguren un futuro laboral en este ámbito. “Utilizo bastante Internet. Trato de sacar ejemplos de la Web como fotos y videos para ilustrar las actividades de los chicos y hacerlas más entretenidas”, ejemplifica.

¿Dónde queda?

El pueblo Ranquel se encuentra al sur de la Provincia, a 220 kilómetros de la capital puntana. En el trayecto hacia el lugar pueden disfrutarse maravillosos paisajes puntanos. Un gran cartel con imágenes de la comunidad da la bienvenida al pueblo. Una tranquera separa la ruta del ingreso a la población. Desde allí hay que transitar unos dos kilómetros de tierra, trayecto en el cual pueden cruzarse animales que, a simple vista, duplican el número de habitantes de esta comunidad.

Al llegar, lo primero que salta a la vista son los edificios de la Escuela ‘Feliciana Saá’ y el hospital, dos construcciones que llaman la atención por su diseño arquitectónico. A dos kilómetros de allí se encuentran 24 viviendas ambientadas en su exterior como las antiguas tolderías, pero fabricadas de material. Estas casas cuentan con diferentes servicios como televisión satelital, telefonía IP y antenas Wi-Fi, que brindan navegación gratuita por la Web.

Una comunidad al servicio del medioambiente

El pueblo Ranquel también se preocupa por la naturaleza. Desde 2011 participa de iniciativas que dirige la ULP, como Balance Cero y Huertas Orgánicas.

En el marco de Balance Cero, los más chicos hicieron una importante labor para forestar las tierras de su pueblo con 1.000 ejemplares arbóreos. Para este objetivo, el Ministerio del Campo de la Provincia colaboró con plantines de Aguaribay, Algarrobo blanco, Eucaliptus, Acacia visco y blanca.

En Huertas Orgánicas, uno de los objetivos fue utilizar insumos que ayudaran a preservar y conservar los recursos naturales del lugar. Por tal motivo, se eligió el terreno más apropiado para ubicar la huerta y se cercó. Luego, se removió la tierra para una posterior siembra y se instaló un sistema de riego.

La comunidad Ranquel también disfruta el Wi FI gratuito.

La comunidad Ranquel también disfruta el Wi FI gratuito.