La jefa del Programa Educación Obligatoria, Profesora Olga García, hizo un cierre de este año con un balance muy alentador y productivo. Además adelantó que en el año entrante el Plan Lafinur será una de las políticas más fuerte.

El área de la que está a cargo, es la que abarca la obligatoriedad educacional, desde que se inicia el nivel inicial hasta terminada la secundaria, y entre las políticas que logró comentar como las más importantes fueron la buena relación que se mantuvo con las escuelas, en donde se pudo acompañar a los directivos y docentes.

Además haber iniciado el proceso de terminalidad en varias instituciones; dar comienzo y desarrollar el Programa Provincial de Lectura, que tiene como objetivo principal el de acercar a los chicos a leer, en donde se pudo registrar un resultado muy alentador porque ya la mayoría de las escuelas lo ha implementado desde distintos puntos y tratando que se logre esa fluidez que se necesita y la capacidad de escucha que debe poseer cada alumno.

En cuanto a los proyectos para el 2013, García comentó que además de potenciar todo lo desarrollado este año, van a generar como principal política, la total implementación del programa que se lanzó este año y tiene que ver con la lucha contra el analfabetismo en la provincia de San Luis, mediante el “Plan Lafinur, inclusión educativa”.

Al realizar un análisis del año que culmina, la profesora aclaró que “aún no podemos saber el número exacto de chicos que han culminado o han dejado el colegio porque estamos en un proceso de relevamiento de datos, pero se nota un descenso en el abandono de la cursada. Sí podemos afirmar que con la finalización de la entrega de las Estampillas Escolares ‘Ahorro para mi Futuro’ aumentó la cantidad de chicos que se presentan a rendir en diciembre aquellos espacio curriculares que no han aprobado, sobre todo los de quinto año, para poder llegar al último con el total de materias abonadas, para poder cobrar el sustento económico”.

Y si bien no pudo establecer números concisos, dijo que están trabajando para aumentar el número de alumnos que realizan la secundaria porque, culturalmente, no está instaurado que ésta es obligatoria, bajando considerablemente el índice de continuidad a partir de tercer año, y que es un proceso que tiene que irse dando y logrando lentamente, porque todo debe cumplir sus pasos.

García reconoció que el Programa que tiene a cargo “impacta en todo sentido, desde la infraestructura, para que la escuela esté en mejores condiciones, pasando por la violencia, que es lo que se refleja en el interior del colegio pero es lo que sucede afuera, hasta trabajar no solo contenido sino también la parte humana de los alumnos. Y en esto se trabaja mancomunadamente con los demás ministerios que es una política del Gobernador para establecer relaciones interministeriales”, concluyó.

Lucha contra el analfabetismo

Lucha contra el analfabetismo