Los empleados públicos de la provincia de San Luis, cada 4 de diciembre, hacen un alto en sus tareas para festejar su día. Cada historia cotidiana se encuentra entrelazada por una actividad laboral cotidiana que desarrollan miles de puntanos.

Una de esas historias, la protagoniza, Rubén Sosa que trabaja en San Luis Solidario y hace 52 años es empleado público provincial.

En su casa del barrio FOECyT nos contó parte de su historia “Ingresé en el año 1958 en la Legislatura Provincial como cadete, en el tiempo en que los cadetes éramos ordenanzas” eran los tiempos del gobernador, Alberto Domeniconi.

Con el tiempo pasó al Instituto de Previsión Social, lugar que recuerda con mucho cariño “ahí estuve casi toda mi carrera,  hasta el año 95”.

Más tarde, su labor tendría una impronta más social; “en el año 2000 comencé a trabajar en la vieja Defensa Civil, hoy San Luis Solidario, ahí realizo mi tarea como operador de Emergencias” comentó.

Pasado y presente en la Administración Pública

Más de 50 años en la actividad, no sólo se componen de historias mínimas, también de grandes compañeros.

Al evocar sus primeros años, Rubén recuerda la transición del trabajo manual a la aparición del sistema de cómputos: “empecé como administrativo y luego hice carrera en tesorería, en aquello entonces todo era manual, el libro mayor, los libros de caja, todo se hacia a mano; luego, al crearse la Dirección de Cómputos, pasamos a la Planilla de jubilados por cómputos, eso alivianó mucho el trabajo” recuerda.

Todos estos años de trabajo y servicio en la administración pública provincial le permitieron no solo consolidarse en su desempeño y para entablar fuertes lazos de amistad. Recuerda haber tenido muy buenas personas a su lado,  “algunos ya no están y otros se fueron jubilando, tengo muchas anécdotas, habíamos armado un grupo de compañeros muy lindo con los que nos organizábamos para salir pescar o a cazar”.

El ser empleado público le trajo grandes satisfacciones y aprendizajes en la vida a Rubén “Este empleo te da tranquilidad y muchas alegrías. Por un lado, la estabilidad laboral que significa hacer bien tu trabajo en la administración pública, eso me permitió formar una familia, tengo a mi mujer e hijos que me han acompañado en todo momento, eso es lo que me permitió la carrera como empleado público, avanzar, llegar a estos 52 años como empleado y obtenerla amistad de todos mis  compañeros”

El  haber pasado la edad para jubilarse no impide a Rubén continuar trabajando con el mismo compromiso del primer día “Siempre me gustó trabajar, tengo muy pocas faltas”, comentó quien a los 65 años continúa en la actividad Pública.

Hoy piensa en jubilarse y comenzar una nueva etapa de su vida. Cuando le preguntan sobre que le gustaría o que piensa realizar luego de tantos años de trabajo, él responde con humor, “seguir trabajando, tengo una casa grande, limpiar todo el día”.

El reconocimiento a la labor desarrollada por muchos empleados públicos, hoy se ve representada en Rubén, quien,como miles de sanluiseños, le otorga un valor destacado a su trabajo, un lugar que eligió para servir a su comunidad y para nutrirse de invalorables lazos de amistad y compañerismo en todos estos años.

desde 1958 Rúben Sosa se desempeña en la administración pública provincial