Una de las iniciativas del Gobierno de San Luis en cuanto a la construccion de viviendas fue que los propios adjudicatarios se convirtieran en inspectores de las obras. Juliana González, que recibió su casa este viernes, destacó la metodología de las visitas previas a las obras.

Juliana González está casada con Horacio. Son padres de Silvina, Jeremías, Tomás, Thiago y María. El 30 de noviembre de 2012 será recordado por todos los integrantes de esta familia como un día único e incomparable, ya que desde esta fecha cuentan con su propia casa después de mucho tiempo de espera.

“Esta casa la vengo esperando hace 18 años, la edad de mi hijo mayor. Estoy feliz, ansiosa. No veo la hora que me den las llaves”, aseguró la nueva titular de una vivienda social en San Luis.

La  mujer contó con emoción la experiencia que vivieron durante estos meses, al ser los propios inspectores de la construcción de las casas. “Hemos estado siguiendo paso a paso desde que me dieron la preadjudicación y ahora más que nunca la estoy esperando. El paso a paso fue muy lindo, muy grato. Fue muy lindo haber compartido con la gente que nos guiaba cada paso que hacían, cada novedad”, dijo.

Juliana valoró la actitud del personal que hizo de guía en las inspecciones, quienes en cada oportunidad explicaron los detalles de las viviendas. Y agradeció el hecho de poder disfrutar de su nueva vivienda. “Muy agradecida al Gobernador. A pasar las fiestas y esta noche con amigos y hermanos”.

Juliana y su familia en el acto de entrega de viviendas en la ciudad de San Luis.

Juliana y su familia en el acto de entrega de viviendas en la ciudad de San Luis.