El Ministerio de Salud adhiere al Día Mundial de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), la misma se caracteriza por una obstrucción de las vías aéreas progresiva y en general no reversible.

Los principales factores de riesgo son el tabaquismo (en los países desarrollados, el tabaquismo contribuye al 95% de los casos de EPOC, siendo el factor de riesgo más prevalente), la contaminación del aire, tanto en espacios cerrados como abiertos, y la inhalación de partículas de polvo y sustancias químicas en el lugar de trabajo.

La EPOC se asocia a dos enfermedades:

• Enfisema: es un trastorno en el que los alvéolos o sacos aéreos se inflan de manera excesiva. Esto provoca la destrucción de las paredes alveolares, causando una disminución de la función respiratoria y, a menudo, falta de aire.

• Bronquitis crónica: definida como tos y expectoración en la mayor parte de los días durante 3 meses al año, en al menos 2 años consecutivos.

El diagnóstico de EPOC debe ser sospechado siempre que alguna persona presente tos, catarro, disnea y/o antecedentes de exposición a factores de riesgo para la misma. Este diagnóstico se confirma con la realización de espirometría con y sin la administración de broncodilatadores que muestra una disminución en el Volumen Espiratorio Forzado en el primer segundo que no revierten con broncodilatadores. La EPOC afecta de forma importante la calidad de vida de los pacientes.

Entre un 20% y un 25% de los fumadores desarrollan la enfermedad, pero se desconocen las causas de predisposición al desarrollo. Se piensa que estas incluyen elementos ambientales así como susceptibilidad individual.

El Día Mundial de la EPOC es el 17 de noviembre, fecha en que se intenta promover en todo el mundo una más profunda comprensión de la enfermedad y una mejor atención a los pacientes.

La EPOC ha aumentado su prevalencia y mortalidad a nivel mundial. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la prevalencia mundial de EPOC en todas las edades en el año 2002 era 11.6/1000 en hombres y 8.8/1000 en mujeres. Actualmente, la EPOC es la cuarta causa de mortalidad en el mundo. Los datos sobre esta enfermedad en América Latina son escasos, pero hay indicios de que la EPOC también viene aumentando en prevalencia y mortalidad. En nuestro país, se estima que unas 2,5 y 3 millones de personas sufren EPOC.

Según los cálculos correspondientes a 2007, hay en la actualidad 210 millones de enfermos de EPOC en el mundo. La OMS prevé que para 2030 será la tercera causa más importante de mortalidad en todo el mundo.

Dada la prevalencia de esta enfermedad, es importante motivar a todos los fumadores, tengan estos síntomas o no, a que consulten con un neumonólogo para poder determinar si tienen alguna alteración de su capacidad pulmonar. En muchos casos, esto puede ser útil para motivar a los fumadores a dejar de fumar.