El jueves se conmemora en todo el mundo el Día del Aire Puro, fecha instaurada por la Organización Mundial de la Salud en 1977 para tomar conciencia de las actividades que contaminan el aire y hacer algo al respecto.

El Ministerio de Medio Ambiente quiere aprovechar este día para crear conciencias. “A este día se lo relaciona principalmente con el día del aire puro libre de tabaco, ya que se considera al humo del cigarrillo como una de las consecuencias de muerte evitable, sin embargo  son muchos los gases que también contaminan el aire”, explicó la ministra de Medio Ambiente, Daiana Hissa.

Una de las actividades que ayudan al calentamiento global produciendo gases efecto invernadero la hacemos a diario: usar el auto. “Proponemos que ese día se utilicen más los vehículos de uso público común, como los colectivos, o que elijamos un medio de transporte limpio como la bicicleta para trasladarnos. Si esto no es posible, al menos usar el auto lo mínimo indispensable entendiendo que cada vez que lo encendemos emitimos al aire sustancias tóxicas”, pidió Hissa.

También es importante conocer que la basura que todos los días desechamos, cuando se descompone en los basurales a cielo abierto, también emite  gases que son nocivos para nuestro aire. La quema de plásticos y basura, los compuestos químicos de las fábricas, el polvo, el polen y las partículas suspendidas, todos estos gases, al contaminar el aire, no sólo dañan el medio ambiente, afectado la flora, la fauna y los lagos, sino que afectan directamente a las personas que vivimos de respirar ese aire, cada vez menos puro.

Por todas estas desfavorables consecuencias es necesario que cada uno de nosotros realice actividades que contrarresten la contaminación del aire, entre ellas proponemos:

•             Recorrer distancias cortas o medias caminando o andando en bicicleta.

•             Utilizar el transporte público.

•             Compartir el auto con compañeros.

•             Evitar fumar en recintos cerrados o cerca de ancianos, mujeres embarazadas y niños.

•             Usar eficientemente la energía.

•             Plantar y cuidar los árboles que son quienes limpian y purifican nuestro aire.

“Desde el Ministerio generamos estas propuestas con la esperanza que en algún momento se hagan costumbres y seamos realmente capaces de cambiar los hábitos que dañan nuestro medio ambiente”, finalizó la Ministra.

La ministra de Medio Ambiente, Daiana Hissa.

La ministra de Medio Ambiente, Daiana Hissa.