Tras un acuerdo gremial no abrirán los grandes comercios de la provincia, al celebrarse hoy el Día del Empleado de Comercio.

Cabe recordar que en el 2009 se sancionó la ley 26.541 en el Congreso de la Nación luego que la dictadura militar les arrebató a los empleados de comercio ese derecho logrado como una conquista.

A raíz de esa norma se estableció que todos los 26 de septiembre se debe celebrar el Día del Empleado de Comercio y que la jornada sea considerada como feriado nacional obligatorio para todos los trabajadores mercantiles.

Del descanso dominical (Ley 9104) al pago del salario en moneda nacional (ley 11.278 de 1923), pasando por la ley de indemnizaciones por despido, vacaciones anuales pagas y de accidentes de trabajo, los mercantiles han tenido una larga lucha junto a sus pares de otros gremios.

¿Por qué un 26 de septiembre? La respuesta hay que encontrarla en el origen de la sanción de la Ley 11.729 que se produjo ese día pero de 1934 y por el cual se modificaron varios artículos del Código de Comercio para establecer, como se indicó, el régimen de indemnizaciones por despido, las vacaciones anuales pagas, el aguinaldo e incluso se introdujo la regulación por accidentes de trabajo y la licencia a empleadas y obreras embarazadas.

La iniciativa la llevó adelante el diputado socialista Enrique Dickman (que recoge a su vez la prédica y la cátedra de su par Alfredo Palacios), que sintetizó las conquistas más sentidas por los trabajadores mercantiles y puso fin a interminables períodos de abusos y arbitrariedades laborales. Se trató de una ley muy importante porque luego fue la base para toda la legislación laboral argentina, ya que no sólo regiría para los empleados de comercio, sino para el beneficio de todo el movimiento obrero.

En rigor, el comercio representa una de las actividades más importantes y antiguas del ser humano, sin diferenciar geografía o cultura. Se trata de una actividad que le permite a una sociedad estar en contacto con otras, y por eso implica una gran predisposición hacia el prójimo. La actividad comercial no está vinculada solamente con lo económico sino también con lo social y lo cultural.

Se trata de un reconocimiento histórico, que a su vez abona en el sentido de pertenencia y en San Luis el comercio también es base del desarrollo económico de una provincia que apuesta a seguir creciendo desde todos sus ámbitos y sectores.

Tras un acuerdo gremial no abrirán los grandes comercios de la provincia

Tras un acuerdo gremial no abrirán los grandes comercios de la provincia