Trabajadores de Inclusión Social podrán realizar cooperativas de trabajo, con el apoyo del Ministerio de Inclusión y Desarrollo Humano. De esta manera, los beneficiarios podrán trabajar de manera independiente y lograr mayores ingresos.

El objetivo del proyecto, es que las cooperativas organizadas por los beneficiarios puedan trabajar en el sector privado, con municipios o con el Gobierno provincial.

El gobernador, Claudio Poggi, apoyó la iniciativa y señaló que las personas pertenecientes al Plan de Inclusión que actualmente trabajan en la construcción de las viviendas de Inclusión Social, pueden formar cooperativas y podrían ser contratadas por el Estado, para realizar mantención de edificios gubernamentales como escuelas, oficinas públicas, comisarias o centros de salud de toda la Provincia.

Otro de los trabajos que pueden realizar las cooperativas para el Gobierno provincial, es la construcción de casas del Plan Solidaridad de autoconstrucción, ya que hay familias que por razones personales no pueden construir sus propias viviendas.

Esta iniciativa, prevé además que las personas que integren los emprendimientos, no quedarán fuera del Plan de Inclusión de manera automática, porque el Ministerio de Inclusión y Desarrollo Humano les darán un plazo de un año para poder regresar a su antiguo trabajo en caso que no se adapten al cooperativismo.