Los ministerios de Medio Ambiente, Hacienda y la SAPEM Energía San Luis unieron sus esfuerzos para confeccionar el Plan y partieron de una premisa: Para alcanzar un desarrollo sostenible es necesario introducir cambios fundamentales en la forma en que producen y consumen las sociedades. 

Es a partir de esto que buscaron promover modalidades sostenibles de consumo y producción, atendiendo al papel activo que tienen en esta tarea los gobiernos.

El Plan tiene como principal objetivo garantizar la disponibilidad energética presente y futura de la provincia bajo un criterio de productividad aceptable para todos los actores sociales, procurando el uso eficiente, el fortalecimiento de la infraestructura provincial y diversificando la matriz energética en pos del desarrollo sustentable y la independencia provincial. La estrategia es técnicamente factible, financieramente viable y ambientalmente aceptable.

La Estrategia es también una respuesta a la actualidad del mundo que enfrenta un cambio de paradigmas en su sector energético con serios interrogantes sobre la seguridad de abastecimiento al proyectarse grandes limitaciones que, ya han puesto en riesgo la disponibilidad y competitividad energética.

El ministro de Hacienda, José María Emer señaló que la experiencia enseña que el Estado no puede estar ausente de aquellos procesos vitales para el desarrollo del país, entre los que se encuentra la provisión de energía. “Es por esto que desde San Luis, asumimos este cambio de paradigmas como un desafío para replantear nuestra política energética futura, lo que seguramente tendrá influencia en las estrategias regionales de abastecimiento”, señaló.

Política de Estado

La provincia de San Luis trabaja sobre la base de planes estratégicos a largo plazo, como el Tratado de Paz entre Progreso y Medio Ambiente, Estrategia 2010- 2020, el Plan Maestro de Turismo, del Campo y la Agenda Digital, entre otros. Esto significa pensar en las futuras generaciones, a largo plazo. San Luis dejó claro su costumbre de anticiparse a los acontecimientos en la Cumbre de la Tierra Río+20, allí todo el mundo habló de lograr la meta del desarrollo sustentable, concepto que dos años antes la Provincia ya había plasmado, como compromiso de acción, en el Tratado de Paz entre Progreso y Medio Ambiente.

Es por esta visión a largo a plazo, y teniendo en cuenta el singular crecimiento que experimentó la Provincia en los últimos 30 años, que se hace fundamental la Planificación en materia energética. “La necesidad de la planificación energética impone conocer nuestras posibilidades y requerimientos futuros, fortaleciendo el rol del estado. Sabemos que ante mayor desarrollo, mayor será el consumo. Nos preparamos para esto estudiando sistemáticamente las fuentes de abastecimiento energéticas que se utilizarán en el futuro, buscando servicios energéticos confiables, con la máxima calidad y los mínimos costos ambientales y sociales”, explicó la ministra de Medio Ambiente, Daiana Hissa.

La energía eolica es una de las alternativas contempladas en el plan que presentó el Gobierno

La energía eolica es una de las alternativas contempladas en el plan que presentó el Gobierno

El Plan contempla un futuro energético, limpio y sustentable