“Hicimos un gran esfuerzo presupuestario para que chicos y docentes cumplan con los 190 días de clases. Inauguramos el comienzo de las clases en el interior de la provincia de San Luis y tendemos, con nuestra política, evitar las repitencias y la deserción escolar, y una forma de hacerlo es con las estampillas escolares. Este programa ha tenido como efecto un incremento de un 18% de inscriptos para rendir materias con respecto al año pasado y un incremento del 12% de inscriptos totales. Incorporamos ademas la posibilidad de terminar el secundario en más de 20 escuelas de la provincia que solo llegaban al  9no año”.